Blog

Mejorando las clases dirigidas

En los últimos años el mercado del Fitness ha experimentado la emergencia de un nuevo segmento, la boutique. La boutique, especialmente popular en grandes ciudades, es la oferta de un producto personalizado adaptado a unas necesidades específicas, las más populares son boutiques de Spining, entrenamiento extremo/intenso/Crossfit y estudios de Yoga/Pilates o centros de entrenamiento personal.

Para un club deportivo la aparición de un nuevo competidor en el mercado puede parecer una amenaza, pero ¿qué oportunidades ofrece y como podemos mejorar el rendimiento de las clases colectivas?

Hemos resuelto estas preguntas explorando el blog de IHRSA y valorando  algunas de las mejores opciones.

La  oportunidad.Esta aparición en el mercado es "un indicador que el sector está hambriento por experiencias de actividades dirigidas “personalizadas", éste es el servicio que ofrece una boutique, pero ¿que puede hacer un club de Fitness en este sentido? A continuación una serie de opciones?

 

1. Hacer de cada formato de clase dirigida una experiencia única

Muchas de las diferentes clases dirigidas tienen lugar en la misma sala, pero esto no quiere decir que todas tengan que tener la misma atmósfera y por tanto ofrecer las mismas sensaciones. Diferenciando la atmósfera de la clase ayudarnos al mismo tiempo a crear un sentimiento de comunidad con los participantes, que además el club puede reforzar utilizando las redes sociales de forma específica por el grupo y los participantes en cuestión.

En la personalización de las actividades, es importante tener presente el genero de los clientes participantes, contemplando las variables de diversión y socialización del género femenino, y la exigencia y la competitividad del género masculino.

 

Para  personalizar la atmósfera de una clase colectiva podemos usar luces, velas o imágenes reversibles en las paredes, así como tipos de suelo.

 

2. Ofrecer formación continuada al personal para producir experiencias

Muy a menudo la formación de un técnico se limita a obtener el certificado de conocimiento de una técnica o metodología de ejercicio, y la formación continuada se focaliza en compartir esta información con otros técnicos y/o mejorar la calidad con nuevas formaciones. La idea propuesta pero, es ofrecer formación a los técnicos de forma continuada de  cómo pueden mejorar la experiencia del cliente en su actividad, cómo pueden personalizar más la experiencia para cada tipo de actividad que hacen y cómo pueden ayudar a crear sentido de comunidad entre los usuarios.

 

3. No intentar ofrecerlo todo para todos los clientes.

A menudo una de las críticas que reciben las propuestas de horarios de los clubes deportivos es su amplia oferta de actividades, por abarcar un amplio espectro de clientes y preferencias, pero esto aporta poca efectividad en la consecución de objetivos por parte del cliente, por este mismo motivo.

La verdad es que el espacio del qué dispone un club deportivo es limitado, por lo tanto hay que priorizar en la elección de actividades en los espacios que se tiene y tener en mente la efectividad que tendrá la propuesta en la obtención de objetivos por parte del cliente. Por eso es importante saber cuáles son los objetivos que tienen nuestros clientes.

 

4. Escucha a tus clientes

Muy a menudo lo que una dirección desea en sus actividades no es lo  mismo que los clientes quieren. Es por eso que es muy importante preguntar continuamente, para obtener opiniones y feed-back, y ajustar las actividades a las demandas mayoritarias. Esto siempre  ofrecerá un programa fresco y adaptado a la clientela.

 

Importante:Tener presente y recordar que las clases dirigidas es uno de los elementos más importantes para gestionar con éxito un club de Fitness. Con una buena gestión se pueden incrementar los ingresos, las referencias de los clientes y la retención, convirtiéndose en un elemento imprescindible paraun buen centro.

 

Volver